Invitar al abusón sin molestar a los vecinos

Posted on 29.agosto.2009

0


  • Resumen de la cumbre del Unasur acaecida ayer:
    http://mx.reuters.com/article/topNews/idMXN2836338220090828?sp=true
    Por lo que leí asumí que no habían habido avances y que, en contraste, había habido un retroceso pues el encono, lejos de mitigarse, pudo haber crecido al los líderes sudamericanos acusarse mutuamente de ser la causa del conflicto en la región, actitudes ya fermentadas pero con la agravante de hacerlo esta vez de frente y sin pestañear. Mas acabo de leer este artículo en el que el presidente de Ecuador Rafael Uribe informa de progresos relevantes como que los gobiernos miembros del Unasur pueden supervisar las bases estadounidenses:
    http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2009/08/29/unasur-tuvo-exito-al-lograr-que-se-inspeccionen-bases-en-colombia-correa
    Mi opinión es que Colombia está perdiendo mucho en este pacto: aliados regionales y autonomía. Sobre esto último, ahora gobierno y pueblo tendrán que tolerar a militares estadounidenses en su suelo, aparte de a supervisores de sus vecinos que, lo más probable, serán jefes de seguridad nacional (en otras palabras, militares de alto rango).
  • Ahora es el turno del presidente de Ecuador:
    http://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTASIE57S0EM20090829?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0
    Le lloverán críticas al líder Correa, se aducirá que le está faltando a la libertad de expresión, en especial por distinguirse por su política de izquierda, relacionada –por coacción de la propaganda de las políticas hegemónicas– con dictaduras y tiranías, como si los gobiernos rojos tuvieran la exclusiva de esos vicios de poder. Espero el presidente actúe con cautela y, sobre todo, con apego a sus leyes.
  • Análisis del próximo camino a seguir por Japón que, como la mayoría de las potencias antes privilegiadas por las reglas del neliberalismo,  ahora realizan ajustes para recuperarse de la colosal caída del mercado global.
    http://www.nytimes.com/2009/08/27/opinion/27iht-edhatoyama.html?_r=3
    Menciona que el país nipón después de la Guerra Fría se encarriló en la cruzada de los EU por globalizar los mercados, tendencia a la que acusa de tratar a la gente como a un medio en lugar de a un fin y, en consecuencia, hace que se pierda la «dignidad humana». Lo que menciona no es nuevo, fue dicho hasta el cansancio por los disidentes del sistema pero pues su audiencia es poca y sus foros mucho menos que escasos.
    Dice además el señor Yukio Atoyama, autor de la columna, que en estos tiempos es necesaria la «fraternidad». En lo particular me suena su propuesta a que no es necesario apuntar a una revolución económica y que agregarle un aditivo a la fórmula actual debiera ser suficiente… Un ajuste y que la máquina siga andando. No dudo que el señor Atoyama sepa mucho más de economía que un servidor, pero tengo una réplica a su teoría: valores morales y neoliberalismo son algo así como antónimos entre sí o, a lo menos, aquellos son un estorbo a la competitividad desaforada de las trasnacionales, por lo que ¿cómo podría un alto ejecutivo argüirles a sus accionistas que su riqueza va a ser disminuída en pos del Bien (así en mayuscula, como valor moral y humano)? Es una perfecta sátira imaginarse a unos archimillonarios despertando un día convencidos de que vale la pena sacrificar su riqueza a cambio de recuperar su moralidad, entre cuyos valores está la consideración, que no el amor, por el prójimo. Concuerdo con el analista en que habrá un cambio de rumbo, pero no porque los principios irán a resurgir de sus cenizas, sino que, como buenos pragmáticos que son en general los dueños del mundo, aprenderán que su voracidad desatada les está hundiendo la nave, tendrán que aprender a ponerse nuevos límites, será todo. Sin querer ahora concuerdo en parte con el señor Atoyama, resultará hacerle un ajuste al aparato y echarlo a andar de nuevo… No obstante, lo recién aprendido no será que el sistema debe de aderezarse con buenos propósitos para evitar caer de nuevo en la voracidad; el ajuste será calcular el salto antes de pegar el brinco para alcanzar a llegar al otro lado.
    Mmmmrm… Ahora veo que me gustaba más el pronóstico del señor Atoyama, más romántico y emotivo.
Anuncios
Posted in: Noticias