Es que ya no le alcanza pal gasto

Posted on 12.septiembre.2009

0


Voy leyendo esta nota de Jaime Avilés en La Jornada, no sé si llorar, enmuinarme o reír:

http://www.jornada.unam.mx/2009/09/12/index.php?section=opinion&article=004o1pol

Es inaudito que a pesar de la crisis, y de que pretendan subir los impuestos para medio subsanar la crisis financiera, resulte que nuestros gobernantes estén contemplando subirse el sueldo, el presidente de los mexicanos encabezando la lista. ¿Con qué cara le piden al pueblo que nos apretemos el cinturón si ellos se lo están holgando? ¡Es una burla!

El artículo da para mucho, menciona las cifras de los aumentos, analiza el porqué el residente de Los Pinos tiene asegurada una vida cómoda desde hoy y hasta el último de sus días y, en consiguiente, ni siquiera debiera de percibir un sueldo. Resalta que los medios alineados no han dado a conocer esta noticia que pone en relieve la sordidez y la falta de mérito y compromiso de nuestro gobierno federal. Asimismo, pone de manifiesto la ignorancia de nuestro pueblo —ni modo, nos tocó coscorrón— al hablar de una encuesta en la que se preguntó a los varones si ya se habían hecho el papanicolau y pocos se dieron cuenta del engaño; dice que ese mayúsculo nivel de ignorancia es un logro conjunto del neoliberalismo, la lideresa Gordillo y el “empeorio” Televisa.

Y remata el reportero Avilés con una frase movilizadora:

No, no es el momento de apretarnos el cinturón sino de fajarnos los calzones.

Nada más cierto. Como una vez mencioné, si las mismas multitudes que van al estadio Azteca, o a la Villa el 12 de diciembre, o a ver pasar raudo al Papa, o a romper la marca de número de bailarines de Thriller… si todos ellos también fueran a pararse frente a los palacios de gobierno a exigirle a sus líderes que se traguen su egoísmo, clasismo y codicia y gobiernen con justicia y pasión para su único cliente, el pueblo de México, ese mismo día podremos hablar del inicio de un México revolucionado.

Anuncios
Posted in: Noticias