Cooperativa sin color, sabor u olor a cooperativa

Posted on 2.octubre.2009

0


Mi amigo César me pasó la siguiente liga a un análisis de Carlos Fernández-Vega, columnista de La Jornada:

http://www.jornada.unam.mx/2009/10/02/index.php?section=opinion&article=026o1eco

El señor Fernández-Vega denuncia el próximo destino que presuntamente el gobierno de México tiene para los ahorros de los trabajadores. Le van a conceder el caudal de los fondos de AFORE a la iniciativa privada y, como bien dice el analista, ¿a quién le pidieron permiso? Dispondrán de ese dinero como si no saliera del bolsillo de cada uno de los millones de obreros del país.

En este párrafo, el columnista sintetiza causas y efectos de la alevosa medida:

El negocio es redondo: Calderón ratifica su condición de gerente; utiliza el ahorro de los trabajadores sin su autorización (no toca otro tipo de ahorro, también privado, como el depositado en bancos, casas de bolsa y demás instituciones financieras no gubernamentales, no vaya a ser la de malas que sus dueños se enojen) para financiar, a precios de regalo, a los grandes consorcios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (las pequeñas y medianas empresas quedan totalmente fuera de la jugada). Éstos, con dinero ajeno, construyen las grandes obras de infraestructura prometidas por el gobierno y se quedan con ellas, con lo que se privatizan obras y utilidades, y de este jugosísimo negocio a los dueños del dinero original, los trabajadores, les repartirán migajas, si bien les va.

Como un ejemplo de lo que puede suceder si el Estado toma recursos “prestados” de sus gobernados, el autor cuenta lo que sucedió entre 1972 y 1992 con los fondos del Infonavit, casi todo ese dinero se perdió debido a la mala administración institucional, y, a la fecha, la mayoría de los obreros detentados de su ahorro para vivienda no han sido compensados. (Ni lo serán, que es más que verdad).

La siguiente nota, también de La Jornada, informa sobre el apoyo que la mancuerna PRI-PAN está dando a echarle la mano a los ahorros de AFORE:

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2009/10/02/respaldan-diputados-del-pri-y-pan-propuesta-de-usar-afores-en-inversion

¿Si nuestro dinero fuera tomado para hacer una obra controlada por la iniciativa privada, por ejemplo una carretera de cuota, una vez culminada tendríamos que pagar por usarla? Lo más probable es que la respuesta es afirmativa, y por ello sería paradójico que nuestro dinero fuera utilizado para construir fuentes de riqueza que se embolsarían unos cuántos. Capitalismo redondo, no se me ocurre otro término, versión moderna y mejorada de las “tiendas de raya” en la que los explotados ponen el capital que los explotadores usarán para producir aquello que, y aquí se cierra el círculo, consumirán los mismos explotados. ¿No suena a paradoja?

A punto de terminar esta entrada, se me ocurrió que lo que quiere nuestro gobierno es fundar una colosal cooperativa en la que los beneficiarios no sean los cooperativistas sino un selecto círculo de mexicanos. ¡Vaya ideas las de nuestros líderes!

Anuncios
Posted in: Noticias