Lo que EU sabe sobre la Matanza de Tlatelolco

Posted on 3.octubre.2009

0


Como prometí en la entrada anterior de esta bitácora, ahora expongo una reseña sobre la Matanza de Tlatelolco, ese episodio sangriento que muestra la vileza de la que es capaz un círculo de poder por mantener su supremacía sobre sus semejantes.

Para empezar, les comparto la dirección de un proyecto conjunto entre el El Archivo Nacional de Seguridad [1] y la revista mexicana Proceso:

http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB99/

Como el sitio está en inglés, aquí una traducción automática:

http://translate.google.com.mx/translate?js=…

Enseguida un resumen de la historia alrededor de la matanza (los énfasis en negritas son míos):

Introducción

La tragedia sucedió la noche del 2 de octubre de 1968, cuando una manifestación de estudiantes culminó en una lluvia de balas en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, Ciudad de México. Cuando el tiroteo terminó, cientos de personas yacían muertas o malheridas, mientras que las fuerzas armadas y la policía detenían a miles de sobrevivientes y los apartaban lejos. Impactante fue la labor de maquillaje que ocurrió tan pronto como el humo se disipó. Testigos presenciales de los asesinatos señalaron a las fuerzas de “seguridad” del Presidente de la República, quienes habían entrado a la plaza cargados de armas, apoyados por vehículos blindados, pero el gobierno se deslindó argumentando que la violencia había sido iniciada por extremistas y agitadores comunistas. ¿Quién fue responsable de lo de Tlatelolco? Los mexicanos han exigido una respuesta desde entonces.

Para conmemorar el aniversario de Tlatelolco, el Archivo Nacional de Seguridad [1] ha ampliado un conjunto de 30 documentos que publicamos en 1998 mediante la compilación de una colección mayor de nuestros registros más interesantes y ricos en detalles sobre México en 1968. Muchos de los documentos fueron liberados recientemente en respuesta a las peticiones del Acta de Libertad de Información del Archivo [2], todos ellos vienen de los archivos secretos de la CIA, FBI, Departamento de Defensa, la embajada [estadounidense] en la Ciudad de México y la Casa Blanca.

El 2 de noviembre de 2001, el presidente Vicente Fox anunció la creación de una fiscalía especial, encargada de desentrañar nueva información acerca de los eventos del 2 de octubre de 1968 y endilgarles cargos judiciales a los responsables de las muertes de los estudiantes. Fox también ordenó la liberación de una colección extraordinaria de registros gubernamentales creados por los servicios mexicanos de inteligencia y castrenses durante las décadas de la violencia de Estado, de los 60 a los 80…

EU supo mucho antes del comienzo de la violencia que el gobierno mexicano temía intentos por perturbar los Juegos Olímpicos, programados para el 12 de octubre en la Ciudad de México. En abril, y de nuevo en mayo, el Pentágono recibió pedidos urgentes de los militares mexicanos de radios, varias toneladas de pólvora y mechas de mortero, que envió.

Una Embajada Confundida

Una vez disueltos los disturbios, la embajada [estadounidense] pronto adoptó la línea del régimen [mexicano] que decía que las protestas estudiantiles fueron inspiradas por comunistas. Citando evidencia de que el Partido Comunista, con la complicidad de la embajada soviética, había dirigido el golpe del 26 de julio, oficiales de EU escribieron en un cable secreto a la Casa Blanca que «la embajada considera existen fuertes posibilidades de que Moscú le haya ordenado al Partido Comunista de México (PCM) adoptar tácticas más activistas». Fue una posición que cambiaría con los días, cuando un análisis más realista reemplazó las ficciones lanzadas para consumo público de parte del gobierno de Díaz Ordaz acerca de que hubo influencia del extranjero en el movimiento.

En el centro de la toma de decisiones del régimen había una figura gubernamental clave […] el Secretario del Interior Luis Echeverría Álvarez. Echeverría ha, durante años, negado reiteradamente haber sido un protagonista de los disturbios de estudiantes del 68. Sin embargo, de acuerdo a documentos de la CIA y el Departamento de Estado [de EU], Echeverría creó y encabezó un grupo clave de trabajo con funcionarios gubernamentales de alto nivel, destinado a elaborar una respuesta a las protestas de estudiantes después de que estallaron el 26 de julio. En Washington, el Buró de Inteligencia e Investigaciones del Departamento de Estado [3] identificó a aquel comité como el corazón de los esfuerzos del gobierno [de México] por atajar a los estudiantes (ya sea por la fuerza o por coerción).

La CIA en el lugar

El 26 de septiembre, solo seis días antes de Tlatelolco, la estación [una célula de la CIA] envió un cable que describía choques entre las fuerzas de seguridad y estudiantes de las Escuelas Vocacionales Dos y Cinco. Un policía disparó y mató a un estudiante afuera de una de las escuelas…

[Se sobreentiende que esto lo dijo el mismo cable de la CIA:] La política del gobierno que se está siguiendo en la actualidad para sofocar la llamada de los estudiantes al levantamiento, es la ocupación inmediata por el ejército y/o la policía de cualquier escuela que se esté usando de manera ilegal como un centro de actividad subversiva

A manera de intermedio pa que descansen los ojos, les pongo un documental corto que muestra momentos álgidos de la matanza, incluye también, el testimonio de una vecina que dice “no perdona a la iglesia que cerró sus puertas a los estudiantes” (dicho de paso, yo tampoco se los perdono, en ese tipo de situaciones sale a relucir que están con los de abajo de palabra y con los de arriba de acción):

Reanudo el resumen:

Masacre de Tlatelolco

En las horas y días inmediatos a la matanza, todas las agencias de EU operando en México —la embajada, la célula de la CIA, el Departamento de Defensa y el FBI— inicialmente aceptaron la línea del régimen de que francotiradores estudiantiles posicionados con antelación habían provocado la masacre. A mediados de octubre, no obstante, se habían alejado de esa teoría y fueron expresando la falta de certeza sobre si los estudiantes o los agentes de seguridad del gobierno habían comenzado la confrontación.

La Agencia de Inteligencia para la Defensa [4] contradijo las versiones oficiales de que las tropas mexicanas fueron sitiadas al intentar mantener el orden mientras los estudiantes radicales atacaban. El 18 de octubre, el anexo militar describió la escena: «Había una desorganización considerable entre los elementos del ejército presentes (…) y hubo algunos disparos indiscriminados de los soldados hacia los edificios de departamentos, en lugar de intentar localizar la fuente exacta del fuego de los francotiradores». Empero, se reportó fuego no indiscriminado de los soldados a la muchedumbre apostada en la plaza. Estas mismas fuentes dijeron que los soldados fueron vistos saqueando tiendas en la planta baja de unos de los edificios de departamentos, hecho que indica que no estaban muy bien controlados por sus oficiales».

Y en una revisión de los “escenarios de contingencia” bosquejados por el embajador de EU en noviembre, el embajador urgía a Washington estar preparado para conceder paquetes de asistencia financiera y apoyo económico a México en el evento de que continuara o creciera la violencia estudiantil, como una forma de mostrar el apoyo de EU al régimen.

Pero EU reconoció el significado más hondo de la masacre de Tlatelolco, y el enorme abismo que se había abierto entre un régimen intransigente y los estudiantes que demandaban un cambio.

Al final del la reseña que sintetizo se muestra un recuadro titulado “Todavía secretos”, a continuación su contenido:

Aunque el gobierno de Estados Unidos ha desclasificado docenas  de documentos sobre la masacre de Tlatelolco de los archivos secretos de la CIA, el Departamento de Estado, el Pentágono, el FBI y la Casa Blanca, ciertos registros clave permanecen clasificados e inaccesibles al público.

  • Documentos desclasificados de la Casa Blanca indican que la CIA produjo un análisis basado en informes de inteligencia después de que la masacre de Tlatelolco tuvo lugar. Fechado el 4 de octubre, el documento se titula “Crisis de los Estudiantes de México”. Todavía no se hace público.
  • El FBI también elaboró un reporte el 4 de octubre que, de acuerdo a un telegrama que fuera secreto del Departamento de Estado fechado el 7 de octubre, «atribuyó el brote [de violencia en Tlatelolco] a la confusión del ejército y los agentes de seguridad». Esto contradeciría el relato del gobierno mexicano de que los estudiantes francotiradores fueron responsables del tiroteo del 2 de octubre. El reporte no se ha hecho público.
  • Ningún documento escrito por el Adjunto Legal de la embajada de EU [en México] —que fungió como representante del FBI en México— ha sido desclasificado y hecho público.
  • En una carta del 1 de noviembre escrita por el Director de Asuntos Mexicanos del Departamento de Estado, Maxwell Chaplin, al funcionario de la embajada estadounidense, Henry Dearborn, Chaplin señaló el «intenso interés de la comunidad de inteligencia de Washington» en México y menciona un documento de la CIA que nunca se ha hecho público: un memorando «pesimista y controvertido sobre las implicaciones para la estabilidad política mexicana de las revueltas estudiantiles».
  • La CIA publicó un informe especial y secreto en México el 17 de junio de 1969, titulado “Retos al gobierno del partido único de México” [5]. Una buena parte del documento está dedicado a las protestas de los estudiantes y las reacciones del gobierno, incluyendo el choque en Tlatelolco. La agencia desveló una versión muy recortada del informe en marzo de 2002; la mayor parte del documento permanece en secreto.
  • Por último, ninguno de los documentos desclasificados por el gobierno de EU discute de cualquier forma la evidencia de que agentes del gobierno que operaban como francotiradores desde las ventanas del complejo de departamentos de Tlatelolco pudo haber iniciado la masacre del 2 de octubre. En particular, la Agencia de Inteligencia para la Defensa [4] —que ese tiempo tenía agregados de inteligencia para la defensa en la milicia mexicana— debería haber generado cables, memorandos y análisis internos discutiendo la presencia de francotiradores del gobierno.

Antes de terminarse el informe del Archivo Nacional de Seguridad [1], enlista más de una centena de documentos desclasificados, y todavía mejor, agrega enlaces mediante los que se pueden descargar para darles una ojeada (están en inglés y en formato PDF). ¡Información de primera mano!

Referencias:

  1. The National Security Archive de la Universidad George Washington.
  2. Archive’s Freedom of Information Act.
  3. State Department’s Bureau of Intelligence and Research (INR).
  4. Defense Intelligence Agency.
  5. Challenges to Mexico’s Single-Party Rule.
Anuncios
Posted in: Historia