Abusar del más débil

Posted on 1.noviembre.2009

0


Me di una vueltecita a la bitácora La Historia del Día y vi que su artículo más reciente, obtenido de Aporrea e inSurGente, trata sobre la ocupación de la isla de Haití, intervención supuestamente humanitaria que se ha trastocado en lastre y sufrimiento para los isleños:

http://lahistoriadeldia.wordpress.com/2009/11/01/haiti-cinco-anos-de-ocupacion/

Buscándole más, me hallé también esta nota en Rebelión:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=88816

Y este otro en Insumissia:

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article4113

Enseguida creé un resumen y conglomerado de los tres artículos:

El 1º de junio de 2004, tras una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que violaba una vez más las reglas del derecho internacional, comenzaba oficialmente una nueva ocupación militar de Haití, coordinada por las fuerzas armadas brasileñas por mandato del propio Consejo[a]

El martes 13 de octubre [de 2009, ¡unos días antes de la creación de esta anotación!], el Consejo de Seguridad de la ONU renovó por un año más la permanencia de sus tropas de ocupación en el país caribeño. Brasil y Uruguay (con gobiernos supuestamente progresistas) son los que aportan más efectivos a la ocupación. La nueva resolución de la ONU fue adoptada por unanimidad. [b]

[…] paradójicamente la primera república latinoamericana en emanciparse del yugo colonial, se encuentra bajo ocupación militar foránea. En estricto rigor, es el único país latinoamericano bajo ocupación militar en la actualidad. [Pero] prácticamente todos los países latinoamericanos tiene tropas en Ayití [Haití]. Incluso países “progresistas” como Bolivia o Ecuador [1]. […] por primera vez son países latinoamericanos que invaden y ocupan a otro [c].

La misión de la ONU tenía, supuestamente, el objetivo de estabilizar y garantizar la paz. Cinco años después, el pueblo haitiano no conoce paz alguna. Por el contrario, sufre miseria y represión. Las condiciones de vida son cada vez más precarias y se suman infinitas denuncias de violación de los derechos humanos por los “cascos azules” que ocupan el país. Las organizaciones populares denuncian abuso sexual contra las mujeres, invasión de hogares, prisiones arbitrarias y asesinatos. Ni siquiera existe el derecho a la libre manifestación, pues la Minustah [2] actúa, junto a la policía local, como agente represor, así ocurrió en las movilizaciones del último 1º de Mayo. [b]

Desafortunadamente, la situación actual de Haití no es promisoria:

Quienes se han beneficiado con la mano de obra barata son las multinacionales, principalmente del sector textil. […] El país, donde cerca del 80% [de] la población es pobre y se come bizcocho de barro, se transformó en una verdadera fábrica de esclavos. El salario medio es de US$ 1,75 por día. Lo máximo que un trabajador haitiano puede recibir es US$ 4 diarios. En agosto pasado, soldados de la ONU participaron de acciones represivas contra huelgas de los trabajadores textiles que demandaban aumentos salariales. Mientras tanto, la ONU gasta US$ 600 millones por año en mantener a los más de 7 mil soldados que ocupan Haití. [b]

Me resulta en lo particular indignante que en esta intervención, como se precisó en uno de los párrafos del sumario, haya participacion latinoamericana… Resulta que no hemos aprendido del sufrimiento de ser subyugados por los más fuertes.

Notas:

  1. Δ Nota en el texto original:«Tienen tropas en Ayití los siguientes países latinoamericanos: Argentina, Bolivia. Brasil, Chile, Colombia (sólo policías), Ecuador, El Salvador (sólo policías), Granada (sólo policías), Guatemala, Jamaica (sólo policías), Paraguay, Perú, Uruguay».
  2. Δ Nota mía: “Minustah” fue como la ONU bautizó a la pretendida misión de rescate de Haití.

Referencias:

Anuncios
Posted in: Historia, Noticias