Privilegiar al privilegiado

Posted on 2.noviembre.2009

0


En La Jornada de hoy acabo de leer esta noticia que cuenta los empresarios estarán protegidos por la ley para que no se sepa cuánto declaran de impuestos:

http://www.jornada.unam.mx/2009/11/02/index.php?section=politica&article=003n1pol

Anonimato a empresas que no pagan impuestos

Enrique Méndez y Roberto Garduño

La asociación entre el PRI y el PAN en la Cámara de Diputados no sólo incrementó en la ley de ingresos 2010 los beneficios fiscales a las grandes empresas, sino también aseguró que los nombres de las que no pagan impuestos se mantengan en secreto, al definirse que ni siquiera los legisladores podrán requerir las razones sociales a la Secretaría de Hacienda.

Hay una total contradicción entre la postura de los políticos que, por un lado, dicen indignarse de las prebendas de los grandes empresarios y, por el otro, legalizan que puedan mantener ocultos sus manejos fiscales. Qué bien que la nota le ponga nombre y apellido al impulsor de tan injusta medida:

La defensa para que ni siquiera el Congreso de la Unión conozca a las empresas que no pagan impuestos estuvo a cargo de Sebastián Lerdo de Tejada (PRI), quien consideró un avance relevante la adición de un transitorio al artículo 69 del Código Fiscal de la Federación para mantener esa información en secreto.

“Debemos garantizar a los contribuyentes la secrecía (sic) de sus datos de identificación y de localización, para su propia seguridad”, sostuvo. Los panistas alegaron el mismo principio.

No puedo decir que nuestros diputados no innovan el lenguaje… por aquello de la “secrecía” (!).

Sobre el aumento al IVA y al ISR dice…

[…] se exentó del pago de este gravamen a las desarrolladoras inmobiliarias, pero no a quienes compren una vivienda.

Cabe señalar que los diputados habían gravado a las inmobiliaras más los senadores se encargaron de desaparecer el gravamen.

Concuerdo con varios de los puntos de vista del señor Muñoz Ledo; no fue éste uno de esos casos:

También, ante la presión de las tabacaleras, se redujo el IEPS a cigarros a dos pesos por cajetilla; inclusive, el diputado Porfirio Muñoz Ledo (PT) defendió la reducción del impuesto, con el argumento de que aplicarlo afectaría a los más pobres y no contribuiría a reducir el tabaquismo

Corral Jurado, diputado panista, se quejó de la postura del PRI y su propio partido en referencia a su aprobación de que las televisoras no paguen derecho de uso del espectro atmosférico. Es valiente al oponerse a los titanes de la difusión:

Corral Jurado sostuvo que los diputados se doblegaron ante el poder de la televisión, específicamente de Televisa, para favorecerla y que no pague 5 mil 800 millones de pesos por el aprovechamiento de un bien público.

Los poderes fácticos son especialistas en blandir la amenaza de que el que se mete a legislar, a regular o a tratar de oponerse a sus intereses no sale en la televisión. Y el que no sale ahí no existe en política. Y esa lógica de chantaje ha llevado a una dinámica de cesión extraordinaria en detrimento de la política, acusó.

Es justo también ponerle nombre y apellido al impulsor de una medida que privilegia a los de por sí privilegiados, el diputado del PT, Jaime Cárdenas, se encargó de darle una embarradita de culpa:

Cano Vélez es el prestanombres de Manlio Fabio Beltrones, que es el impulsor de esta iniciativa, y el autor intelectual es Televisa.

Inefable que en tiempos austeros, en los que se nos clava la garra con una mayor recaudación a la prole, el gobierno prescinda de cobros multimillonarios a los ricos:

Francisco Burelo (PRD) aseguró que la exención tendrá un impacto de 6 mil 800 millones de pesos anuales en los ingresos del gobierno federal. “Esta medida sólo beneficiará a los grandes monopolios de la comunicación. Esto va con los atentos saludos de los partidos mencionados para Televisa. ¿Qué se transó a cambio de estos casi 7 mil millones?”

Pa terminar, esta declaración que le da voz, considero, a los cuestionamientos de muchos mexicanos:

Jaime Cárdenas reprochó que panistas y priístas defiendan el mismo punto de vista, lo cual resulta sospechoso. El petista afirmó que detrás de ese transitorio está proteger a las grandes empresas, y preguntó: ¿Quién gobierna a México? ¿Acaso los ciudadanos? No, es gobernado por los poderes fácticos, por las 422 empresas que no pagan impuestos y que no desean informarle a la Cámara. Emilio Serrano (PRD) punzó: ¿Por qué ocultan más la verdad? ¿Por qué protegerlos más? ¿Son acaso socios y parte del negocio jugoso?

* * * * *

Había culminado con esta anotación y que leo este informe del sabedor Carlos Fernández-Vega que trata sobre el mismo tema:

http://www.jornada.unam.mx/2009/11/02/index.php?section=opinion&article=022o1eco

Les pongo este fragmento que me hace hervir porque pone los puntos sobre las íes en cuanto a lo caros que nos resultan los legisladores:

En el tercer trimestre de 2009 (julio-septiembre, de acuerdo con el más reciente informe de la Secretaría de Hacienda), esos abnegados cuan eficientes funcionarios se comieron 56 mil 500 millones de pesos en prestaciones (sueldos y salarios aparte). Lo anterior se traduce en que esos magníficos burócratas de primer nivel engulleron casi 628 millones de pesos cada 24 horas (en el citado periodo), o lo que es lo mismo casi ocho veces más de lo que cotidianamente deberán pagar los mexicanos por el citado incremento fiscal (82 millones cotidianamente a lo largo de 2010).

Creo que saberlo acaba de arruinarme el día…

Anuncios
Posted in: Noticias