Atajada una posible insurrección para 2010

Posted on 14.noviembre.2009

0


Acabo de leer esta noticia en La Jornada:

http://www.jornada.unam.mx/2009/11/14/index.php?section=politica&article=014n1pol

Preparativos de movimiento armado, argumento para la represión en Chiapas

Hermann Bellinghausen

San Cristóbal de las Casas, Chis. 13 de noviembre. Las autoridades chiapanecas se dicen convencidas de que en ciertas zonas de la entidad se fraguaría un movimiento armado para el año próximo. Esto lo ilustra el elocuente documento Situación prevaleciente en el municipio Venustiano Carranza, elaborado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y dirigido específicamente a documentar la existencia de una presunta red subversiva cuyo eje sería el párroco católico Jesús Landín García.

¡Ah, se me echa a volar la imaginación al intentar comprender cómo hacen los reporteros de algunos medios impresos para conseguirse documentos clasificados! Ellos sí que tienen dotes de investigador.

Las acciones enlistadas abajo, no son más que contrainsurgencia.

El amplio documento, fechado el 27 de julio de este año, y del cual La Jornada posee una copia, es el origen de las numerosas versiones y filtraciones a medios locales y nacionales que han justificado recientes acciones policiacas y militares, aprehensiones, allanamientos y revisiones en caminos de comunidades de Carranza y municipios circundantes (Comitán, Nicolás Ruiz, San Cristóbal de las Casas).

Espionaje del gobierno a sus gobernados

El reportaje se explaya en la descripción de los contenidos del documento, de los cuales se observa son producto de labores de espionaje del gobierno. Menciona, por ejemplo,  fotografías tomadas con teléfono celular al padre Landín y fragmentos de sus sermones.

La que se describe, es una acción concreta resultante del espionaje:

La intención directa del documento de la PGJE es descalificar al dirigente de la OCEZ-Carranza José Manuel Hernández Martínez, Chema, quien se autonombra (sic) luchador social desde hace 30 años. Con base en las pruebas del documento, Hernández Martínez y otros dirigentes de OCEZ-Carranza fueron posteriormente encarcelados. El primero, de manera infundada, fue trasladado a un penal federal en Nayarit.

Para el Estado esto debe de ser una grave falta, los desposeídos quitándoles unas tierras a los terratenientes:

El documento menciona acciones agrarias de la OCEZ, sobre todo la ocupación de fincas propiedad de los grandes caciques de la zona, como la familia Orantes, y lo mezcla con la captura de Los Pelones, sin probar la vinculación de estos con la OCEZ.

Y qué tal este reconocimiento del gobierno a la inconformidad social, percibida con mayor intensidad en el sur de México:

Más adelante describe los grupos desafectos al Estado en frases que no tienen desperdicio: «La presencia de actores beligerantes surgidos de la lucha campesina y la disputa de tierras atrae la atención de líderes sociales y religiosos vinculados a la subversión, quienes ante la inconformidad de los pobladores, buscan encontrar mayor simpatía a las conductas doctrinarias, situación que contribuye a generar nuevas condiciones de movilidad desafecta».

Y añade: la conformación de un frente antisistémico regional para abanderar demandas de carácter estratégico tales como la inconformidad por las tarifas de energía eléctrica, justicia social indígena y mayor desarrollo de las comunidades rurales marginadas como principal objetivo de las agrupaciones desafectas.

Nótese que de acuerdo al documento, el problema no son las condiciones precarias de la población, sino los líderes que encausan la inconformidad resultante.

Anuncios
Posted in: Noticias