La política internacional es cuestión de fuerza

Posted on 23.febrero.2010

0


¿Le molestaría que un desconocido viniera a instalarse a su patio? ¿Le molestaría que si pidiera el socorro de las autoridades le argumentaran que la otra persona está en su derecho?

http://www.jornada.unam.mx/2010/02/23/index.php?section=politica&article=005n1pol

Presidentes de AL y el Caribe respaldan a Argentina en el diferendo sobre Malvinas

Georgina Saldierna, Blanche Petrich y Claudia Herrera

Periódico La Jornada

¿Y qué si repentinamente descubriera que el invasor encontró un yacimiento precioso en su jardín y lo está explotando?

La dirigente de Argentina, Cristina Fernández, así expresó su frustración ante la falta de ética de las naciones cuyo lugar privilegiado en el Orden Mundial también se ve reflejado en la ONU:

[…] quienes tienen un sillón permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU pueden violar una y mil veces las disposiciones del organismo, mientras el resto de los países se ven obligados a cumplirlas, bajo pena de ser declarados países enemigos, ser invadidos militarmente o que sus gobiernos sean intervenidos políticamente.

Desafortunada la mayoría de los rebajados alzan la voz ante los preponderantes sólo cuando la afectación llega a su territorio, mas la soslayan o incluso la patrocinan cuando la misma afectación se da lejos. Mi observación viene a tema toda vez que Argentina –lo mismo que mi país (México)– ha estado encarrilado en el camino capitalista para alcanzar a libar algo de sus mieles, aun a pesar de echarse pesados lastres en la espalda como el ahondamiento de la desigualdad social y la sobreexplotación de los recursos naturales. La desigualdad generada a menudo se apersona en las relaciones internacionales: las naciones preponderantes detentan el derecho táctico de imponer su modus vivendi, a pesar de su implicación directa en el detrimento de la soberanía y los derechos humanos de terceros; en otras palabras, la afectación de pueblos enteros es un gambito común en pos del logro de los objetivos de una minoría.

Retomo el justo reclamo de la presidenta Fernández:

“En definitiva, la política internacional sigue siendo no una cuestión de derecho o respeto a las normas establecidas, sino sólo y simplemente una relación de fuerzas: los que tienen más poder, los que pueden imponer sus decisiones sobre el conjunto, siguen utilizando ese lugar de privilegio para desoír el derecho internacional”…

Por lo pronto, los países asistentes a la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe han respaldado al gobierno argentino en este añejo conflicto que, lejos de resolverse, amenaza con avivarse.

Anuncios
Posted in: Noticias