El violador de ángeles al que la Iglesia soslayó

Posted on 25.marzo.2010

0


La Iglesia Católica promueve la expiación de los pecados, incluso permanece en la memoria de la historia el lapso oscuro en que le procuró a los infieles la mortificación física a manera de reivindicación con el Señor. El juez debiera ser inmaculado para sopesar las manchas ajenas. Entonces y hoy, los representantes de la Iglesia tienen un pundonor de dos caras.

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jI5AL_gv9xe3FzdYblvLlyRFpx4Q

El Vaticano encubrió abusos sexuales a niños sordos en EEUU (prensa)

AFP

WASHINGTON — El Papa Benedicto XVI habría encubierto abusos sexuales de un sacerdote estadounidense acusado de haber abusado de 200 niños sordos que concurrían a una escuela de Wisconsin (norte de Estados Unidos), según documentos obtenidos por el New York Times.

Asegura la nota que los documentos que evidencian la felonía fueron mantenidos en secretos por años.

El Papa no hizo nada, y, caray, la justificación de El Vaticano es débil:

Por su lado, el Vaticano salió este jueves en defensa del Papa, alegando que no tuvo conocimiento de los hechos hasta muy tarde, cuando Murphy era viejo y estaba enfermo.

Al parecer, para los funcionarios -no sé de qué otra forma llamarlos- de la máxima institución católica, los crímenes de sus correligionarios son perdonados en automático al paso del tiempo:

“Como el padre Murphy era viejo, tenía mala salud, vivía recluido y no había habido ninguna información sobre eventuales abusos durante los últimos 20 años, la Congregación para la Doctrina de la Fe sugirió al arzobispo de Milwaukee que restringiera las actividades religiosas del padre Murphy y pidiera al religioso que aceptara la plena responsabilidad por la gravedad de sus actos”, explicó el vocero del Vaticano.

Contrastante esta moral laxa con la férrea que muestran contra los derechos de ciertos grupos.

Con respecto a la adopción como un derecho para parejas homosexuales, uno de los argumentos del clero es que presumiblemente los niños criados por esas parejas crecen con traumas; ello conforma una hipótesis harto cuestionable, sin embargo, la que sobrepasa los terrenos de lo supuesto y aterriza en la realidad, hecho estudiado y documentado por la psicología, es que un niño violentado sexualmente tiene altas probabilidades de sufrir dolores emocionales de por vida… Y sus dolencias no cederán por el hecho de que su ofensor haya sido miembro de una organización que “se habla de tú” con Dios.

Anuncios
Posted in: Noticias