La división del trabajo y una vuelta al pasado

Posted on 25.mayo.2010

0


Me pregunto si puede evitarse que la división del trabajo, incluidas las labores de la administración pública, engendre tarde o temprano clases en una sociedad.

Desde mi punto de vista, el desenfoque de tal cuestión fue una de las principales causas del desmoronamiento de la histórica Unión Soviética. Dicho desenfoque probablemente fue consciente y no un descuido, la clase política y los burócratas de alto nivel de la sociedad roja se convirtieron en una casta privilegiada que difícilmente iba a abogar por la remoción de sus prerrogativas, se convirtieron así en violadores del orden que —se supone— representaban.

A continuación cito un fragmento sobre la división del trabajo que me encontré en el sitio La gran enciclopedia de economía:

http://www.economia48.com/spa/d/division-del-trabajo/division-del-trabajo.htm

Las tareas de concepción, dirección, control y ejecución son realizadas por categorías sociales distintas y corresponden a una jerarquía de estatutos que pueden ser hereditarios (en las sociedades de castas) o estar ligados a la propiedad de los medios de producción, a la posesión de títulos o a la competencia (en otros tipos de sociedades). En la empresa moderna, la división técnica del trabajo y la división social jerárquica entre quienes deciden, controlan y ejecutan son complementarias.

El siguiente fragmento, del mismo tratado, agrega una interrogante más a mi cuestionamiento inicial:

Después de Karl Marx, ciertos teóricos sociales vieron el signo distinto de una auténtica sociedad socialista en la supresión de la división del trabajo, sobre todo de la división entre trabajadores manuales e intelectuales, entre ejecutivos y subalternos.

Entonces no se trata de ver la manera de evitar que la división del trabajo cause una división social, sino de plano en prescindir de aquella… en verdad no visualizo cómo podría lograrse.

En el portal Monografías me hallé un apartado sobre nuestro tema que llamó mi atención:

http://www.monografias.com/trabajos56/conceptos-organizacion/conceptos-organizacion2.shtml#divis

En la práctica es hoy día tan importante su aplicación que sólo con ella y por ella puede haber grande y buena producción; pudiéndose también añadir que la división del trabajo camina al compás de la civilización del mundo, pues cuanto más adelantada es una sociedad, más divide el trabajo y más separa las ocupaciones, porque con ello consigue mayor aumento de fuerza productiva y mejor satisface las necesidades de la producción.

Entonces, de acuerdo al enunciado que resalté, la evolución de la civilización conlleva irremisiblemente la división del trabajo. Tiene lógica puesto que el desarrollo humano se traduce en nuevo conocimiento, el que se adiciona al cúmulo existente y en un punto no puede ser abarcado por las especialidades existentes y engendra nuevas. De igual manera, una profesión puede alcanzar un repentino cúmulo científico y/o experimental inasible para un solo tipo de especialista y, en consecuencia, tendrá que ser dividida en dos o más disciplinas distintas. Desde esa perspectiva parece imposible suprimir la división laboral en cualquier sociedad, sin embargo, ello no descarta la viabilidad de que una división del trabajo deje de engendrar la división económica y social de los seres humanos; el principal reto de una sociedad que pretenda evitar las castas es convencer a sus gobernados de que el mismo ingreso debiera percibir el científico y el artesano, el limpiador y el directivo, el peón y el supervisor… En detrimento de esa idea, pareciera que la distinción y el reforzamiento de las diferencias están grabados en el alma humana… por ello el ideal de la igualdad entre nuestros semejantes atenaza el ego de algunos.

La historia de la división del trabajo confirma esta aserción; los primeros hombres procuraron bastarse a sí mismos, cazando, pescando, fabricando sus armas y confeccionando sus vestidos; pero al brotar la civilización se multiplicaron los productos y se sucedieron los cambios, y entonces nació la división del trabajo, según las profesiones, pues hubo ya clases de cazadores, pescadores, pastores, labradores, artesanos y mercaderes; con el tiempo, la civilización fue desarrollándose y las profesiones subdividiéndose, no cesó aquí la división del trabajo, pues como la fabricación de cada objeto requiere una larga serie de procedimientos, cada obrero se aplicó a una sola operación, y hubo en una misma fábrica, forjadores, laminadores, niqueladores, etc.

Encuentro una paradoja en esto de la división: el grueso de los productos son ahora fabricados por corporaciones en lugar de individuos y la normatividad del libre mercado, que rige sus relaciones, ha puesto esos mismos productos fuera del alcance de muchos individuos. Otra manera de verlo: para producir nos amalgamamos en una sólida masa trabajadora pero para el consumo nos disgregamos en individuos susceptibles y quebradizos. [1]

Quizás no debiéramos echar en saco roto algunas de las bondades del modo de vida primitivo, como la autosuficiencia. Escribiré al respecto en una anotación posterior pues se me están viniendo varias ideas a la cabeza.

Notas:

  1. Las asociaciones de consumidores son un tópico incipiente en México, el portal http://alconsumidor.org contiene información relevante al respecto.
Anuncios
Posted in: Noticias