Al J’tatik Samuel Ruiz ✟

Posted on 25.enero.2011

1


Con su muerte la Iglesia pierde un punto de referencia y la sociedad una figura de orden moral y de responsabilidad ética, que ejerció su misión desde una Iglesia al servicio del mundo, no de una Iglesia al servicio de sí misma, que se protege, guarda silencio y hace arreglos con el poder. Fue un hombre libre.
—obispo Raúl Vera López ¹

Don Samuel Ruiz García -por sme1914

Don Samuel Ruiz García -por sme1914 (fig.1)

Don Samuel Ruiz García, nacido el 3 de noviembre de 1924 en Irapuato, Guanajuato, hijo de braceros que laboraron en los campos de EEUU [2], sempiterno obispo emérito del catolicismo mexicano, murió en la mañana de este 24 de enero (2011). Su labor fue distinguida por su remarcada tendencia a la protección de los marginados y los pobres, particularmente a los indígenas —ellos pobres entre los pobres y marginados entre los marginados.

A sus 13 años ingresó a un seminario, con lo que dio inicio a su carrera de consagración religiosa… Una década después tendría la oportunidad de viajar a Roma y allá doctorarse. En 1959 —él contaba apenas 35 años de edad— fue nombrado Obispo de San Cristobal las Casas, Chiapas, diócesis localizada en una de las regiones más depauperadas de México. A partir de 1965 encabezó la disciplina episcopal que iba a marcar su senda: la Comisión para Indígenas. Cinco años más adelante se encargó de redirigir el rumbo de dicha comisión para, en lugar de considerar a los indígenas como un objeto de adoctrinamiento, servirles como un báculo trascendental en su desarrollo y liberación, gesta por la que el padre fue —y será— reconocido como un paladín del cauce ideológico de la Teología de la Liberación [3]… que la Curia Romana no avala y en cambio hasta frena.

Don Samuel Ruiz era muy estimado entre su feligresía; se granjeó el epíteto de «obispo de los indios y los pobres» y era conocido fraternalmente como «Tatic» o «J’tatik» que significa «padre» en tzotzil [3]. Apoyó las expresiones autóctonas al permitir en las celebraciones sacras variopintos rituales tradicionales, además de la música de marimba para aderezar la misa. Hablaba los dialectos indígenas tzeltal, tzotzil, tojolabal y chol; los idiomas universales inglés, francés, italiano, alemán y español; y los antiguos latín, griego y hebreo.

En 1988 ocurrió la toma de las riendas del estado de Chiapas por parte de Patrocinio González Garrido, cuyo régimen se caracterizó por la criminalización de los movimientos sociales [2], excusa a la medida para repartir agresiones y represión. El establecimiento de un gobierno autoritario quizás apuró al obispo a fundar una institución cuyo objeto fuera frenar los excesos y las injusticias sobre los más débiles, pues luego de apenas un año el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas era ya una realidad. Por cierto, tal organismo es hoy en día un ejemplo para otras organizaciones no gubernamentales (ONG) que protegen a grupos vulnerables.

Don Samuel Ruiz promulgó en 1993 una carta pastoral intitulada Una nueva Hora de Gracia, especialmente relevante porque denuncia de manera general —e incluso me atrevo a decir que visionaria— la desventajosa posición de los indígenas en los roles socioeconómicos preestablecidos por el neoliberalismo. Resulta un tanto extraordinario que un miembro de la cúpula eclesiástica denominara al sistema hegemónico con todas sus letras… y más todavía que lo analizara y resolviera criticarlo expresamente. Otra peculiaridad de su epístola es que la puso en las manos del Papa Juan Pablo II justo cuatro meses antes de la erupción armada del neozapatismo.

El prelado se interesó en el indigenismo, como se ha visto, de igual forma se interesó por los refugiados centroamericanos, en específico los que huían de las calamidades en Guatemala, mostrando así su voluntad de aliviar el padecimiento de los desafortunados sin que importase su procedencia. Un estimado de 40 mil guatemaltecos fueron beneficiados por el pragmatismo filantrópico de monseñor Ruiz [2].

Corría 1995 cuando su nombre fue iluminado por los reflectores mediáticos al ser designado —a petición expresa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)— como mediador entre la organización guerrillera y el Estado Mexicano. En el tenor de este conflicto fue uno de los firmantes de los históricos Acuerdos de San Andrés. La administración de Ernesto Zedillo acusó al clérigo de impulsar una «ideología de la violencia» al respaldar movimientos y comunidades considerados nidos de levantamientos [3][4]. Inclusive se le acusó de haber tenido conocimiento previo del despertar armado de los zapatistas, acusación que, lejos de desmentida por el religioso, de alguna manera confirmó en escritos suyos posteriores [2]. En 1998 desistió de su mediación argumentando hostigamiento por parte del gobierno.

De la Matanza de Acteal, consecuencia de la violencia oficialista desatada contra lo que “oliera” a EZLN, don Samuel Ruiz, en plenas funciones de su obispado, se apersonó en el funeral de las víctimas [5] . Las almas de 15 niños, 21 mujeres y 9 hombres fueron despedidas en ese acto fúnebre, todos ellos formaban parte de la comunidad de Las Abejas.

En 2008 el mismo clérigo es elegido por el Ejército Popular Revolucionario (EPR) para ser miembro de la mesa de mediación entre ellos y el gobierno federal.

El obispo emérito recibió durante su intenso derrotero varios reconocimientos que honran su trabajo por la consecución de la paz y la igualdad; le fueron concedidos premios descollantes como el Simón Bolívar, otorgado por la Unesco. En dos ocasiones fue convalidado por miles de firmas como candidato para el afamado Nobel de la Paz, sin embargo los gobiernos de México, EEUU y El Vaticano impidieron que se mostrase como un candidato digno [6]… ¿Las razones? Supongo que no querían mostrar como meritorio su desapego al sistema prevaleciente en los ámbitos político, económico y social…

Antes de rematar esta anotación no puedo omitir dos textos relevantes, uno por su trascendencia y otro por su emotividad. Vienen pues.

Del pensamiento del conspicuo (texto íntegro indicado en [7]):

No puedo, por otra parte, dejar de ver y señalar el recrudecimiento de ciertas consecuencias negativas que ha traído el sistema neoliberal dominante: La globalización, ha sido enseñoreada por modelos de la economía y de la política que, desligados de la ética, agudizan la desigualdad económica y profundizan la injusticia. Las actuales estructuras dominantes han traído frustración, exclusión y muerte para la mayoría de los pueblos. Habiéndose introducido, además, la inaceptable y demagógica guerra denominada “preventiva”, se causó serio deterioro a los derechos humanos y a la humanidad como tal, reduciendo o debilitando las Instancias Mundiales destinadas a velar por la paz. Las derivaciones destructivas de ello están presentes en todos los Continentes, con un flujo creciente de las migraciones y con la evidencia de que las promesas de disminuir significativamente la pobreza, están muy lejos de cumplirse. Estas repercusiones ensombrecen el panorama mundial, acrecentando la dependencia de unos países para con otros son señales de muerte.

Nadie podrá sentir más tristeza ante la pérdida del benemérito que quienes fueron de lleno el receptáculo de su bondad, por ello, aquí decanto el contenido completo de la carta mediante la cual Las Abejas se están despidiendo de su amigo, protector y maestro [8]:

Jtotik Samuel:

Aquí venimos a verte, venimos a visitar a tu cuerpo, a hablar a tu alma. Tú ya te fuiste, dejaste la tierra, ya no comerás más lo dulce y lo agrio. Nuestro Creador, Nuestro Formador, te han llamado a descansar, porque ya hiciste lo que tenías qué hacer. Jtotik Samuel, aquí quedamos todavía tus hijos, tus hijas. Nosotros seguiremos caminando, nosotras vamos a seguir luchando por nuestros derechos, por la paz y la justicia. Claro, si no nos hubieras enseñado, si no hubieras vivido con nosotros y nosotras, no sabríamos defendernos. Si no hubieras venido aquí a Chiapas, seguiríamos viviendo como esclavos, ciegos y subordinados por el mal gobierno.

Gracias Jtotik Samuel, que nuestro Papá-Mamá Dios te regaló 86 años de vida. Dios te dio un alma y corazón grande. Nunca te dio miedo luchar contra los poderosos. Nunca le tuviste miedo a las armas. Los obstáculos que te pusieron los poderosos, pudiste todo superar.

Te vas al lugar donde Dios Papá-Mamá te llamó; pero tu espíritu, todo el trabajo que nos enseñaste y compartiste aquí se quedan en nuestras comunidades y en nuestro pensamiento y corazón.

Nosotros y nosotras de la Organización Sociedad Civil Las Abejas mucho te agrademos por enseñarnos a luchar por la via pacífica como luchó Jesús. Gracias por enseñarnos la Teología India, gracias por la Teología de la Liberación.

Jtotik Samuel, te vas, pero te quedas en nuestro corazón. Te vas, pero los frutos de tu trabajo aquí seguirán dando más frutos. La Organización Las Abejas es un ejemplo de esos tantos frutos de tu trabajo. Gracias Jtotik Samuel ya no caminamos encorvados. Ya no bajamos la cabeza al “poderoso”, gracias a ti.

Jtotik, te pedimos muchas disculpas si no te tomamos en grande, si hay veces no nos portamos bien contigo. Discúlpanos por todo. Jtotik tú eres nuestro Hermano, tú eres nuestro Padre, tú eres nuestro Abuelo. Tú eres un ejemplo de un gran cuidador del pueblo oprimido y organizado.

Jtotik Samuel, Caminante del Mayab, ahora has emprendido un viaje, aquí estamos ahora para pedirle al Ajau que te conduzca sin problemas al lugar donde te llamaron. Sabemos que Papá-Mamá Dios ahí te esperan ya.

Jtotik Samuel, te pedimos que no nos olvides, que cuando hables con nuestro Papá-Mamá Dios les saludes de nuestro parte. Diles por favor que la masacre de Acteal sigue impune. Jtotik Samuel; hermano, Padre, Abuelo, esperamos encontrarte de nuevo en la casa de nuestro Papá-Mamá Dios, junto a nuestros Mártires de Acteal.

Fraternalmente

La voz de la Organización de la Sociedad Civil “Las Abejas”

¡Gloria a los hombres que desoyen los ruegos de la egolatría y anteponen el bien común al suyo propio!

Notas y fuentes:

  1. Samuel Ruiz será despedido hoy por los suyos, los indígenas —Ariane Díaz, Mariana Chávez y Rubicela Morelos; La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2011/01/25/index.php?section=politica&article=002n1pol
  2. Samuel Ruiz será siempre el J’tatik de los indígenas —Elio Henríquez; CP; Cuarto Poder: http://cuartopoder.mx//PagPrincipal_Noticia.aspx?idNoticia=223474&idNoticiaSeccion=4&idNoticiaSubseccion=16
  3. Samuel Ruiz, «obispo de los indios» y símbolo de Teología de la Liberación —AFP; Gigante.com: http://www.gigante.com/contentroot/wirefeeds/noticias/8350775.shtml
  4. Samuel Ruiz García —Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Samuel_Ruiz_Garc%C3%ADa
  5. Samuel Ruiz —Wikipedia (en inglés): http://en.wikipedia.org/wiki/Samuel_Ruiz
  6. Perfil: Samuel Ruiz García, Tatic —Óscar Gutiérrez; Cedoc; El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/notas/739525.html
  7. Texto íntegro de la carta del obispo Samuel Ruiz al Sumo Pontífice: Una nueva Hora de Gracia —Sicsal.it: http://www.sicsal.it/testi/cartapastoral.htm
  8. Jtotik Samuel, Dios te dio un alma y corazón grande —Las Abejas de Acteal: http://acteal.blogspot.com/2011/01/jtotik-samuel-dios-te-dio-un-alma-y.html
  9. El caminar de un teólogo hacia la liberación de los más los necesitados —La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2011/01/24/semblanza-del-obispo-samuel-ruiz

Imágenes:

  1. Don Samuel Ruiz por sme1914 —Flick: http://www.flickr.com/photos/sme1914/4179121967/
Anuncios
Posted in: Historia, Noticias